Tecnologías de elongación: el secreto para obtener mayor elasticidad y compresión

Tecnologías de elongación

Con el avance en tecnología, la industria deportiva ha desarrollado prendas con valor agregado para que cualquier deportista se desempeñe de una forma óptima. Tecnologías de elongación como elasticidad y compresión permiten mayor seguridad y confort durante la actividad deportiva.

Un textil con elasticidad permite mayor elongación de la tela y recuperación sin generar deformaciones. Esta tecnología se utiliza para prendas que acompañan al cuerpo y movimientos del deportista, brindando mayor comodidad antes, durante y después del entrenamiento.

La elasticidad es ideal para la mayoría de deportes, por ejemplo un atleta fitness, un futbolista o un gimnasta, generalmente durante su actividad deben ejercer un máximo nivel de estiramiento, por lo tanto el uso de prendas con elasticidad son fundamentales para su rendimiento.

Ahora bien, la tecnología compresión se utiliza principalmente en deportes donde queremos que las prendas compriman los músculos, con el fin de mejorar la circulación de ácido láctico, logrando mayor rendimiento.

 La compresión es el secreto de actividades deportivas tipo running, training y crossfit, ya que un textil con estas propiedades permite sostener los músculos del deportista brindando mayor seguridad y confort al momento de hacer ejercicio.

Por ejemplo, un atleta que practica running  a través del uso de prendas con compresión puede acelerar el proceso de calentamiento y recuperación, lo cual se ve reflejado en la reducción de la fatiga muscular mientras mejora el flujo de la circulación sanguínea. Es aquí cuando la tecnología compresión se convierte en el secreto para potenciar el rendimiento.

Running

Para estar al tanto de temáticas para confeccionistas del deporte, puedes unirte a nuestro grupo en Facebook aquí recibirás notificaciones cada vez que publiquemos un nuevo tema.

Para tener en cuenta:

Ambas tecnologías textiles se logran por construcción, es decir, en su proceso se utilizan fibras elásticas de elastano y poliéster para darle la funcionalidad al textil.

En la tecnología elasticidad es importante distinguir la diferencia entre elongación y elasticidad, entendiéndose la elongación como la máxima capacidad del textil en alargarse antes de que se rompa; y la elasticidad se refiere a la capacidad del textil para recuperarse, sin dejar deformación.

Por otro lado, un textil con características de compresión en todos los casos debe contar con un porcentaje de elasticidad, sin embargo, un textil con elasticidad no necesariamente debe contar características de compresión ya que por sus cualidades posee un porcentaje propio de tensión. 

¿Quieres potenciar tus prendas con textiles con impermeabilidad?

Experimenta la evolución deportiva gracias a las tecnologías presentes en nuestros textiles. Para el caso de elasticidad, nuestro equipo de expertos ha desarrollado esta tecnología bajo los lineamientos de la Norma Internacional ASTMD6614 que mide la elongación y recuperación del textil, la cual exige un mínimo porcentaje de elongación, sin deformación del textil.

A su vez, la tecnología compresión ha sido desarrollada a través de la Norma Internacional ASTM D4964 la cual mide la recuperación y deformación del textil, exigiendo una deformación máxima del 10%.

¿Te gustaría saber más sobre elasticidad y compresión?

Si estás interesado en conocer más beneficios y especificaciones de uso, no dudes en contactarnos para una asesoría personalizada. Recuerda que contamos con expertos que potencian tu marca. Para mayor información:

Artículos relacionados

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Dejar comentarios

8 + = 9